2008/05/04

eva. la pecadora.

video

carrie. 1976, brian depalma

Cuando Dios creó a Adán y Eva (el primero a su imagen y semejanza; la segunda, de la costilla de Adán. ya empezamos mal...), los instaló en un hermoso jardín repleto de vegetales comestibles. De todos los árboles frutales solo había uno del que les prohibió comer: el “árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo”. Como poseían libre albedrío, tenían la opción de obedecer o desobedecer a Dios en este asunto. Sin embargo, él le advirtió a Adán: “En el día que comas [del árbol del conocimiento], positivamente morirás” (Génesis 1:29; 2:17).

y entonces la insumisa, tentadora, pérfida y malintencionada Eva le ofreció la manzana a Adán...

Eva le dijo a Dios: “La serpiente... ella me engañó” (Génesis 3:13). Aun así, Eva conocía el mandato divino, pues hasta se lo repitió a la serpiente, la cual actuaba como portavoz de Satanás (Revelación [Apocalipsis] 12:9). De modo que ella desobedeció a Dios de forma deliberada (Génesis 3:1-3). Adán, en cambio, no fue engañado (1 Timoteo 2:14). Pero en vez de obedecer lealmente a su Creador, escuchó a su esposa e imitó su proceder independiente (Génesis 3:6, 17).

... el pecado original, y por esto todos los descendientes de Adán y Eva, excepto la Santísima Virgen María, venimos al mundo con el pecado original en el alma, y con las consecuencias de aquel primer pecado, que se nos transmite por generación...

podría dedicar entradas y entradas al trato interesado de las religiones en arrojar sombra sobre la menstruación. a su derivación del pecado original. al uso y abuso cometido por la religión cristiana y judáica en sus mandatos sobre las mujeres para aumentar la natalidad deliberadamente. la "impureza" de la sangre menstrual hacía a las mujeres "nocivas" durante la menstruación. de la misma forma los días anteriores al sangrado y los posteriores al mismo eran días de "preintoxicación" y "depurado". de esta forma el período de contacto sin contaminación rondaba al período de ovulación, en el cúal somos más fértiles.

otras religiones y lugares no son menos hostiles al hecho menstrual. la idea de contaminación es muy extensa y se manifiesta de múltiples maneras. bueno, pues eso, que hay que dedicarle una entrada al tema, ¿no?. pues hasta la próxima, que monstruación tiene un sueño.....

sólo añadir una cosa:

hay que joderse pero no aguantarse!

monstruación laica!